Síguenos en:

Facebookyoutube

EL DEPORTE NO CONOCE EDAD

Senior PowerSiempre he creído q la mejor manera de explicar algo es con experiencias vividas, lo q os relato a continuación es una muestra de ello.

Hace un par de años trabajando como monitor en uno de los gyms por los que me he movido estos últimos años en Tenerife, fui testigo de una anécdota muy graciosa pero al mismo tiempo reveladora. Una tarde llegó al gimnasio un hombre de unos 70-75 años que quería pagar una sesión de entrenamiento. Era de complexión delgada, pero se podía adivinar q en sus buenos tiempos esos brazos y ese torso lucieron una musculatura más recia. El hombre se encaminó a una de las bicicletas estáticas y efectuó un breve calentamiento para posteriormente encaminarse a la sala y empezar con una rutina muscular con máquinas. Muy cerquita de él había un par de “niñatos” (así los llamo yo cuando están en esa edad donde se creen el ombligo del mundo sin darse cuenta de que su ubicación no es la correcta, encontrándose precisamente a 180 º … jejejeje) a los que les resultó graciosa la situación de ver a un hombre de edad avanzada moviendo peso en un gimnasio, y por supuesto dieron buena muestra de su ingenio humorístico “deleitándonos” en voz alta con un par de “frases ingeniosas” al respecto, pensando ellos en su infinita ignorancia que el hombre era extranjero que estaba de vacaciones. Y ¡ayyyyy! que buen escarmiento recibieron cuando ese hombre se vuelve cara con cara a ellos y con voz tranquila y pausada les dice: “Mirad niños quizá os pueda parecer gracioso ver a un hombre de mi edad entrenar pesas en un gimnasio, pero una cosa os puedo decir sin miedo a equivocarme, cuando vosotros tengáis 10 añitos más con total seguridad no sigáis entrenando y esteis en un estado físico lamentable; mientras tanto yo continuaré con mis entrenamientos diarios y entonces ya serán 60 años los que lleve haciendo deporte”.(He procurado, más o menos, se fiel a lo q puedo recordar de ese día y d sus palabras)

Creo que lo arriba contado explica bastante bien por qué el deporte es algo necesario en nuestra vida y de qué manera es posible hacer que su práctica sea mucho más duradera, disfrutando de los beneficios que el mismo nos puede aportar.

Así que ya sabéis …¡NUNCA ES TARDE PARA EMPEZAR A HACER DEPORTE!.