Síguenos en:

Facebookyoutube

INDICACIONES BÁSICAS PARA UNA CLASE DE CICLISMO INDOOR

clase_ciclismo_indoorHemos de asegurarnos de que la bicicleta está correctamente colocada antes del comienzo de la sesión. Para ello, nos colocaremos de pie pegados al sillín de manera que nuestra cadera se encuentre a la misma altura que el mismo. Confirmaremos esta altura sentándonos en el sillín y llevando la pierna a su posición más baja en el pedaleo de manera que nuestra rodilla nunca encaje por completo (dejaremos que haya una ligera flexión de la misma).

Una forma de evitarnos innecesarios problemas de rodilla será aplomando correctamente la posición de la rodilla con respecto al pie. Una vez sentados en la bici y con la pierna flexionada trataremos que nuestra rodilla quede aplomada al centro del pie. Para corregir posibles anomalías de la posición procederemos a desplazar nuestro sillín hacía adelante o detrás en función de nuestras necesidades.

La posición del manillar dependerá exclusivamente del nivel del alumno, puesto que nuestra mayor o menor flexibilidad lumbar nos pedirá la posición idónea. De todas maneras un sistema estándar de colocación podría ser colocando el manillar a la misma altura que el sillín. Siempre buscaremos presas de agarre del manillar relajadas, evitando tensiones innecesarias.

Procuraremos, igualmente, que nuestra espalda esté lo más relajada posible durante el pedaleo; evitando, por tanto, en momento críticos de la clase cuando la tensión de carga es alta implicar en exceso la zona baja lumbar (el clásico “golpe de riñón” en ciclismo).

Cuando el trabajo nos lleve a posiciones de pie sobre la bici descargaremos todo el peso de nuestro tronco sobre las extremidades inferiores, evitando esos apoyos excesivos sobre el manillar que nos pudieran acarrear innecesarios trastornos en la parte superior de la espalda y cuello.

Nuestro pedaleo deberá ser fluido y “redondo”. Con este último calificativo nos referimos a que, a la hora del pedaleo (fundamentalmente de pie), este no debe conllevar balanceos de cadera innecesarios que acabarán convirtiendo el mismo en un puro golpeo de pistón (visualiza los pistones de un motor bajando y subiendo); con las consiguientes contraindicaciones que esto puede acarrearte en un futuro en rodillas y caderas.

Utiliza ropa cómoda y transpirable, a ser posible material de ciclismo. Te evitará innecesarias rozaduras y además favorecerá tu transpiración.

Si ya eres de un nivel un poquito más avanzado y quieres subir un peldaño más en tu andadura en el ciclismo indoor nuestro consejo es que te compres una zapatillas de ciclismo para poderle sacar las máximas prestaciones a tus clases. Por confort, seguridad, aprovechamiento de pedalada , etc.

Hidrátate adecuadamente (cada 3-5 minutos sería conveniente llevar a cabo breves sorbos) , y si puedes utiliza algún tipo de bebida isotónica que te ayude a recuperar las sales minerales perdidas durante la sesión.

Y ya por último, procura ingerir carbohidratos al menos 2 horas antes de la sesión.